martes, 21 de octubre de 2003

Club de Rol La Forja (R.I.P.)

El año 1997, un día de septiembre, se inauguró la Asociación Juvenil La Forja en un aula de la Casa de Cultura de Collado Villalba (no confundir con la Asociación Juvenil CdR La Forja, de Mieres, Asturias).
Con esta asociación organizamos las Jornadas de La Forja 1999, en el Salón "El Capricho", al cual asistieron insignes figuras del mundo rolero de Madrid, entre ellos, los organizadores de Talazbrágoles (Asociación Gehena) de Las Rozas, Jorge Arredondo (autor del JdR "Fábulas") y un director de juego de Battle Tech, de Madrid, cuyo nombre no recuerdo, pero que también estuvo en las Talazbrágoles 2003 en Majadahonda, y allí se disfrazó de Alien!!! Es un crack.
Al finalizar las jornadas no supe gestionar los premios que conseguimos de Distrimagen, pues algunos no podían asistir el domingo y yo, erroneamente (lo reconozco) empecé a entregar los premios según terminaban sus respectivas partidas, en lugar de haber hecho una ceremonia final de entrega de premios, como habría sido lo correcto. Eso fue motivo de rumores y quejas sobre nuestra buena conducta a la hora de la organización, junto a mi colega Chema.
Ante tal descalabro, Chema y yo, junto a otros amigos, formamos nuestra propia asociación, Fábula, aunque yo no me desligué de La Forja. Meses después convoqué una reunión y puse las cosas claras delante de los miembros acusadores, tras lo cual se llegó a la decisión de zanjar el asunto y empezar de cero.
Pasaron los meses, se cambió de local al de la actual Casa de juventud de Collado Villalba. Un año nos invitaron a participar en los Carnavales de Villalba, en al cual yo también asistí, todos disfrazados de monjes, y la noche finalizó con una magistral partida de Vampiro en vivo. De todo ello hay testimonio en la aún activa web de la asociación, sección Fotos.
La Forja era una asociación formada por una generación de jóvenes que se hicieron mayor, y no supieron abrir sus puertas a nuevos socios, más jóvenes y con nuevas ideas. Poco a poco, cada vez fue asistiendo menos gente, y los que lo hacían se cansaron de preparar sus partidas para nada.
La Forja fue muriendo poco a poco.
En varias ocasiones intenté contactar con los últimos miembros de la junta, pero no recibí respuesta, por lo que desistí de continuar, y seguir adelante con la Asociación Fábula, aunque ya no en el campo de los juegos de rol, si no en el mundo del cómic.

Para terminar, un enlace a las fotos de los Carnavales de Collado Villalba 2003, donde La Forja tuvo su última aparición pública y la última partida de rol en vivo de sus socios y amigos:

0 comentarios: