viernes, 5 de julio de 1996

La creación de un mundo

A mediados de 1996 se propuso entre nuestro grupo rolero la idea de crear un mundo a nuestro gusto y medida. Se decidió que cada uno eligiese un "elemento" simbólico con el que atribuirse la categoría de Dios, y así uno eligió el Fuego, otro el Agua, otro la Vida, el Aire y Viento, la Tierra... Uno de ellos se salió un poco de lo previsto, queriendo ser dios de la Magia, pero al final se aceptó para no echar a perder la idea.

El siguiente paso fue crear la superficie. Quería haber hecho algo así como un/una Pangea, pero vimos que era complicarlo demasiado, y nos limitamos a un mapa "estático". Podríamos haber dibujado cada uno su parte correspondiente, pero un día presenté un mapa realizado con mil y una distorsión en Photoshop, y tuvo tal aceptación que se quedó así. Dividí el plano en 9 partes y cada uno eligió su zona. La primera en la que se jugó fue en el oeste del mapa, donde se situó el dios de la vida (o de los seres vivos), y se está jugando con RuneQuest.

Yo, aprovechando la cercana fecha de las Jornadas Ascalon, me puse manos a la obra con mi parte del pastel, que es el noroeste. Yo "soy" el dios del Agua (en ficción es "diosa", pero así evito malentendidos), y lógicamente mi primera raza nació en el mar. En el siguiente texto doy una breve introducción al origen de todo lo que ocurre y ocurrirá en mis territorios. No he pretendido que sea original, sino hacerlo a mi antojo, cogiendo lo que más me gusta de aquí y allá (descarada la influencia de J.R.R.), modificando lo que no me agradaba o era demasiado evidente, e incorporando algunos matices con los que me siento más agusto, pues para eso es mi creación. Los nombres de los dioses son en base a cómo los conocen en las culturas de mi zona, pero cada uno llamará cómo quiera a sí mismo y a los demás.

Este módulo servirá de introducción a lo que sucederá posteriormente, dentro del seno de mi propio grupo de amigos, o quizás con gente diferente, si hay suerte (Daniel Pérez sabe a lo que me refiero). Hasta el momento de empezar, todo será muy bonito, pero desde entonces, el destino de la paz en el mundo (en MI mundo) dependerá de los personajes que participen en mis aventura.

El sistema de juego estará basado en Rolemaster, pero con sutiles variaciones propias, cogidas de ideas de RuneQuest (un excelente sistema, al que deberían "resucitar") y de AD&D. Las hojas de personaje, creadas por mí, incorporan una imágen en color del personaje, para que se "identifiquen" más rápidamente. A todos los jugadores les daré una introducción por escrito, y yo empezaré por la parte que NOS interesa.

A todos los que juguéis en mi partida, espero que os guste la historia. Gracias por participar.

0 comentarios: