sábado, 6 de julio de 1996

El mundo de AGUA (Intro)

Al principio todo era hielo en la zona noroeste de MUNDO, hasta que el dios FUEGO, involuntariamente, en uno de sus repentinos arrebatos de furia, abrió una brecha que cruzó la tierra de sur a norte (1), y el fuego que emanó del corazón de MUNDO deshizo el hielo y se convirtió en líquido.
Así nació AGUA, hija de HIELO y FUEGO. Las disputas entre FUEGO y TIERRA hicieron que la superficie de MUNDO sufriese deformaciones, y AGUA se extendió por los lugares que estos cambios la permitieron moverse.
Así le fue concedido el noroeste de MUNDO (2) a AGUA, y VIDA le regaló criaturas para que pudiese enseñarlas y que éstas la adorasen. Creó todo tipo de seres, de todas las formas y tamaños, y entre ellas, destacó una raza, a la que llamó Delfos. Su gran inteligencia les permitía hacer construcciones y objetos preciosos con los que agradaban a AGUA, y al mismo tiempo se hicieron ciudades donde vivir (3).

Al cabo de mucho tiempo, hubo uno grupo de Delfos que abandonó su origen y quiso salir del reino de AGUA. Poco a poco fueron saliendo de la superficie y AIRE les prestó el don de respirar, a cambio de no molestar a sus criaturas, los Alados. AIRE les guió hacia el oeste, y tuvieron que cruzar la tierra de Hielo y Fuego (4) para proseguir. Algunos se quedaron un tiempo, fascinados por los poderes de FUEGO al salir a la superficie. El resto siguió hacia el oeste, cruzando de nuevo el mar, pero esta vez sobre embarcaciones rudimentarias, hasta que llegaron de nuevo a tierra firme.

A aquel lugar lo llamaron Alban (5), pueblo de los Albos. Se hicieron llamar así, pues carecían de la pigmentación que SOL regalaba a los que habían nacido bajo su luz. El cuerpo de los Albos siguió siendo alto y delgado, pero algunas partes fueron variando con el tiempo. Les crecieron las orejas, y tuvieron que desarrollar el habla, pues bajo el agua se comunicaban por ultrasonidos, pero fuera de su elemento tenían que producir y oir sonidos. Así hicieron su lenguaje. Sus miembros cambiaron, pues ahora no necesitaban desplazarse por el agua, y las escamas fueron sustituidas por una piel porosa, que les permitiera sudar.

En la tierra encontraron muchos elementos verdosos y pardos, totalmente desconocidos por los Albos hasta ahora. Los que se quedaron un tiempo en la tierra de Hielo y Fuego llegaron, y trajeron consigo objetos poderosos, fruto de la ruptura de rocas. Con ellos puedieron construirse viviendas, a costa de cortar algunos de esos elementos pardos. Tambien consiguieron alimento de los elementos verdes. Así, comenzaron a cortar más materia marrón para construirse embarcaciones cada vez más grandes. Algunos Albos descubrieron que al cortarlos sangraban, se dieron cuenta de que podían ser seres vivos. Intentaron frenar su destrucción, pero el resto de los Albos no quisieron creer que podían estar vivos, pues si nó se moverían o habrían intentado comunicarse con ellos, o al menos haberse defendido de sus ataques. Los nuevos defensores de los seres verdes, se hicieron llamar Silvos, y llamaron a esos seres Nemus, pero no puedieron frenar la masacre que se estaba produciendo, debido al gran poder mortífero que los poseedores de las herramientas de piedra habían adquirido. Así tuvieron que escapar y volvieron al este a pedir ayuda o consejo de su madre AGUA. Cruzaron de nuevo la isla que permitía el paso por la brecha de FUEGO y llegaron a donde se suponía que estaba el reino de AGUA (3). Estuvieron largo tiempo intentando comunicarse, pero habían perdido su don original, y casi cuando iban a desfallecer, fueron hallados por una patrulla de Delfos. AGUA les cedió por breve tiempo la capacidad de no respirar, y de comunicarse con ella y con los Delfos, y así pudieron contarles lo que estaba sucediendo en tierra. AGUA se lo comunicó a VIDA, y este creó monstruos para expulsar a los Albos, pero por su gran tamaño y peso se quedaron a medio camino (6), algunos que no quisieron entrar en el agua, y otros que despues de entrar, no pudieron salir, y se tubieron que quedar bajo éste. Fracasado el primer intento, AGUA viajó más al sur (7) y recibió la bienvenida de MAGIA. Esté le ofreció su ayuda a cambio de Adoradores. Así MAGIA hechizó a los Nemus y éstos ganaron la capacidad de defenderse por sí mismos, y los Albos, aterrorizados, huyeron hacia el norte. Por donde pasaban, MAGIA les expulsaba (8), hasta que atravesaron la zona gélida, donde ya no había Nimus, y los Albos se establecieron, tras acostumbrarse al clima, en la parte más noroccidental de MUNDO (9). Los Silvos fueron devueltos a la superficie y viajaron hacia el sureste, hasta encontrar otra tierra (10) con Nimus, donde se instalaron respetando a todo ser vivo y apenas creando edificios.

Los Delfos se hicieron adoradores de MAGIA, además de AGUA. Los Silvos, por su parte, dejaron de adorar a AGUA, aunque la siguieron respetando y amando, y adoraron desde entonces a VIDA y a MAGIA.

Desgraciadamente, la brecha que abrió FUEGO había dejado escapar a seres oscuros en la isla de Hielo y Fuego (4) y en las tierras del norte (11), por donde se extendieron hacia el este, creando madrigueras a lo largo y ancho de toda la cordillera norte. Cuando se hubieron organizado, comenzaron a ir al sur, en las épocas glaciales, donde el tercio norte de la superficie marina se cubría de una capa de hielo que les permitía andar sin peligro. Así ocuparon tambien la gran isla en forma de U (12). Más adelante llegarían a construir embarcaciones y partieron más al sur (16).

Mientras pasaba todo esto, VIDA había creado en su parte de MUNDO (13, al sur del territorio de AGUA) al ser Humano, al que privó de inmortalidad, pero compensó con el don de la reproducción, factor que permitía que la raza durase más a largo plazo, pues los Delfos y Albos (y Silvos) eran inmortales por naturaleza, pero la destrucción de sus cuerpos por causas violentas les hacía perder la vida. Por esa causa los Silvos estaban a punto de desaparecer. Un día los Humanos tomaron contacto con los Silvos y entablaron amistad por ser ambos hijos de VIDA. Pero tenían una gran diferencia: entre los humanos había diferencias físicas entre Mujeres y Hombres, pues de esa manera fue como VIDA arregló el problema de la reprodución, pero los descendientes de los Albos, y por consiguiente de los Delfos, no tenían esa característica y no podían reproducirse. Por esta causa pidieron un gran favor a VIDA: sacrificar la inmortalidad por la capacidad de tener hijos, para así no extinguirse. Así se hizo.

Pero esto trajo un problema, al hacerse mortales, los dones que les había dado MAGIA se perdía; no pasaban de padres a hijos, por lo que tuvo que elegir a los que aun tenían gran poder, y les obligó a enseñar sus dones a sus descendientes, lo que no era fácil. Para poder ser un buen adorador de MAGIA debía dedicar casi toda su vida a ello, por lo que sus adoradores entre los Silvos y los Humanos fue decreciendo.

Tambien llegaron del este (14) criaturas aladas de diversos tamaños, y algunos Alados, que buscaban nuevas tierras. La amistad permitió que los Humanos y los Silvos pudieran contar con las grandes criaturas aladas para viajar por el aire, y no por mar. Así, la nueva raza de mixtos (entre Humanos y Silvos), fueron al norte y se establecieron en las islas que estan al sur de la gran tierra en forma de U. Llamaron a su isla Tarkis (15). Y se estableció un reinado que aceptaba cualquier visitante, viniese de donde viniese, pero con fines no violentos.

Así, en las épocas de frío gélido, aparecieron los seres oscuros del norte (16), y los Tarkianos tuvieron que frenar la incursión. Gracias a la ayuda de los Alados y de los Delfos, se repelió el primer ataque. Al llegar la primavera, los ataques cesaron, y los Tarkianos hicieron una Gran Fiesta para celebrar la victoria. Despues de las celebraciones se abría un Gran Mercado, donde pudieran venir comerciantes de todas las latitudes, hasta que acabase el otoño y antes de que llegase de nuevo el frio. Cada invierno se repiten los ataques y afortunadamente, hasta ahora han sido repelidos, pues los que ayudan a la defensa de Tarkis son recompensados en la Gran Fiesta, y muchas gentes, de todas las razas venidas de MUNDO, ofrecían su valor en defensa de la Isla de La Prosperidad. Sus gobernantes eran amados y respetados. Algunos habían atribuido a Reina dones extraordinarios, pues poseía la capacidad de tener hijos, como las mujeres mortales, pero, además se creía que tambien era inmortal, pues durante muchas décadas, conservó la misma belleza, tanto física como de corazón. Rey era bondadoso y justo, pero carecía de la aprobación de la totalidad de su pueblo, y menos aún de algunos extranjeros (en Tarkis se les llama Invitados, y sólo a los que vienen con fines violentos se les denomina Invasores).

Los Alados fueron al oeste y se establecieron en la cordillera central (17). La venida de razas de otras tierras hizo que se establecieran multitud de pueblos a los largo y ancho del territorio habitable. Mientras, el reino de AGUA (3), se mantuvo imperturbable, y la comunicación con el exterior del agua acabó limitándose a la ayuda prestada a los Tarkianos para defender su territorio de las oledas oscuras, cada vez más numerosas.

LA SITUACION ACTUAL

Tú eres un habitante de MUNDO, y estás en Tarkis, seas Invitado o no (según tu hoja de personaje), y este año has acudido a la Gran Fiesta (hallas participado o no en la batalla de este invierno), para acudir al Gran Mercado cuando acaben las celebraciones. Tu historial se te especifica en tu hoja.

Los festejos están llegando a su fin, y como clausura se lleva a cabo la entrega de regalos a los valientes participantes en la batalla. Presidiendo la ceremonia, están Rey y Reina. Tu estás en una grada (si combatiste, estás en un lugar de honor) presenciando lo que ocurre...
Continua...

0 comentarios: